Pablo Trapero, desvinculado del proyecto de «Patria»

Pablo Trapero ya no es más el director de la serie Patria, la adaptación de la novela de Fernando Aramburu que produce Aitor Gabilondo para la cadena HBO España. El director de La quietud, según El País de España, fue desvinculado por diferencias con Gabilondo, creador de la serie y dueño de Alea Media, productora encargada del rodaje.
Trapero iba a compaginar con Félix Viscarret la codirección de los episodios, cuyos guiones ya habían sido aprobados por HBO antes de que llegara el argentino, que decidió reescribirlos y despedir a parte del reparto —algunos actores no habían firmado sus correspondientes contratos aunque tenían apalabrados sus personajes—. Sí estabanconfirmadas Elena Irureta y Ane Gabarain para encarnar, respectivamente, a Bittori y Miren, las dos mujeres protagonistas, las dos amigas separadas por el terrorismo de ETA.

Trapero había sido contratado como el director principal de la ficción, contando con Viscarret para dirigir varios episodios. 

En enero, durante la promoción del estreno La quietud en España, el director manifestaba su optimismo: “Estoy encantado con el reto. Ahora mismo estamos en el proceso de reescritura de guiones, de ver cómo encaramos el rodaje con Viscarret. Aitor me llamó para ofrecerme ser el showrunner, y entendimos que Patria es como una película larga, de esas que hay pocas pero que se pueden ver del tirón o por partes. Sobre todo, por la densidad y volumen de los personajes, imposibles de resumir en solo dos horas. La oferta primero me sorprendió y luego me alegró”.

La adaptación televisiva de la novela de Fernando Aramburu es la primera producción original para HBO en España. Contará con ocho episodios, escritos y producidos por Aitor Gabilondo (Alea Media). El rodaje se llevará a cabo en 2019 en el País Vasco y su estreno está previsto para 2020.

La historia transcurre a lo largo de tres décadas en Euskadi. A través de sus protagonistas, dos familias divididas por las consecuencias del terrorismo, habla de cómo vive la gente corriente en el contexto del conflicto.

La vida de Bittori y su familia cambia por completo el día en que ETA asesina a su marido, Txato, en la puerta de su casa. Rotas las relaciones con la familia de su amiga Miren, cuyo hijo milita en la banda terrorista, todos tendrán que lidiar con el duelo y las contradicciones morales mientras la vida sigue su propio curso, poniendo en el camino nuevos condicionantes que también determinarán su futuro.

El rodaje estaba previsto a inicios de este año en San Sebastián y algunos pueblos cercanos, zona donde transcurre la novela de Aramburu.

gpsaudio

Read Previous

La noche de 12 años, con 13 postulaciones, encabeza las candidaturas para los Premios Platino

Read Next

María Alché, premiada por «Familia sumergida» en el festival de Göteborg