Todo el cine y la producción audiovisual argentina en un solo sitio

DIRECCION EJECUTIVA: JULIA MONTESORO

Teatro: «Solo queda rezar»

Si las abejas pueden ser consideradas una comunidad organizada, ¿no habrá otra que nos considere a nosotros como abejas?

Del diálogo entre dos seres de concepciones metafísicas contrapuestas –por un lado, aquel que propone una sociedad individualista en la que los imperfectos no tengan cabida; por otro, quien se permite pensar, dudar y creer como fundamento para desarrollar un mundo más solidario- resulta un intrincado, complejo y apasionante ida y vuelta, en el que la alusión a la coyuntura política subyace, tácita pero inevitablemente.

Las abejas son una alegoría (una más de la que nos propone el texto de Tito y Mariano Cossa) acerca de quiénes somos, de dónde venimos y hacia dónde vamos; un recorrido que va desde el origen del Sistema Solar (Big Bang incluido) hasta la fe como tabla de salvación eterna.

El punto de inicio es la llegada de un porteño creador de historietas (Luis Longhi), abducido a un espacio ignorado, un planeta al que cree alguna vez haber recreado en sus ilustraciones. Despierta de su siesta y de golpe, lejos de su hábitat y sus seres queridos, encuentra otro personaje (Carlos Weber), un mesiánico extraterrenal que le habla con cierto aire jactancioso sobre una sociedad a la que pertenece, en la que todo parece bajo control. Una raza superior, como rémora perversa de aquel genocida austríaco que los quería rubios y arios. El contrapunto evoca el trágico juego entre desaparecedor y desaparecido, tan cercano a un momento aciago de la historia argentina reciente.

Con el apoyo de las retroproyecciones -un “no espacio” desplegado eficazmente por el director, Andrés Bazzalo, que remeda el cine sci fi de los tardíos 50- ese comienzo zozobrante deviene en nuevos sentidos sobre temas eternos: el origen del Universo, la física cuántica, la astronomía, la tecnología, el misterio del más allá.

Cada uno exhibirá sus debilidades y de ese resquicio de humanidad provendrá la deconstrucción: el eficientismo del implacable dueño de casa (¿y de las vidas?) naufragará por una “falla en el sistema”, intermitentes zumbidos que no son sino “ruidos” en su estructura de pensamiento. A la vez, el insignificante hombrecito terrenal instalará el derecho de reflexionar, y eso sacudirá el fundamentalismo de su interlocutor. Al cabo del viaje, ni uno será tan impenetrable ni el otro será tan endeble. Ni la utopía de una sociedad más igualitaria estará tan lejana ni el miedo a lo desconocido será paralizante. Como lo enseñan las abejas.

Norberto Chab

FICHA TECNICA

Actúan: Luis Longhi  – Carlos Weber
Diseño de Vestuario: Adriana Dicaprio
Diseño y Realización Escenográfica: Gustavo Di Sarro
Música: Mariano Cossa
Diseño de Luces: Soledad Ianni
Artes Visuales: Lucio Bazzalo
Fotos: Fiorella Romay
Diseño gráfico: Marisol Acebedo
Asistente de escenografía: León Seritti
Producción Ejecutiva y Asistencia de Dirección: Melania Barreiros
Dirección General: Andrés Bazzalo

ESTE ESPECTÁCULO CUENTA CON EL APOYO DE “MÁS TEATRO”- FUNDACIÓN SAGAI Y
DEL INSTITUTO NACIONAL DEL TEATRO.

Agradecimientos: al Teatro del Pueblo y a Julieta Capece

Solo queda rezar. Teatro del Pueblo (Lavalle 3636). Sábados y domingos a las 20.

Norberto Chab

Read Previous

Ventana Sur 2020 se llevará a cabo en el CCK del 30 de noviembre al 4 de diciembre

Read Next

Podcast «50 mujeres de cine argentino en 2020»: disponible el Episodio 4, Paula Hernández

Most Popular