Todo el cine y la producción audiovisual argentina en un solo sitio

DIRECCION EJECUTIVA: JULIA MONTESORO

El estreno mundial de la nueva película de Andrés Di Tella, en San Sebastián

El estreno mundial de Ficción privada, la nueva película de Andrés Di Tella y dos cortometrajes de Manuel Abramovich y Martín Rejtman, representarán a la Argentina en Zabaltegi-Tabakalera, la sección competitiva del Festival de Cine de San Sebastián, que se realizará del 20 al 28 de septiembre próximos, y que incluirá 19 títulos a concurso. Además, se presentará el estreno mundial de El fiscal, la presidenta y el espía, la serie coproducida por España y Alemania que se basa en la investigación del caso Nisman. Entre las películas que van a concurso figuran las últimas obras de cineastas como Bertrand Bonello, Mati Diop, Takashi Miike y Diao Yinan, entre otros.

Ficción privada.

En Ficción privadaAndrés di Tella (Buenos Aires, 1958) indaga en la memoria familiar a través de la correspondencia que años atrás mantuvieron sus padres. El cineasta regresa a San Sebastián después de mostrar en Zabaltegi 327 cuadernos (2015), que contó con una instalación artística en Tabakalera, donde fue objeto de un Foco ese mismo año. 

Ficción privada está interpretada por Denise Groesman, Julián Larquier, Edgardo Cozarinsky, Lola Di Tella. Un actor y una actriz leen, durante varios días y noches, la correspondencia entre Torcuato y Kamala, los padres del director de la película, él argentino, ella hindú. Las cartas atraviesan las décadas del 50 al 70, son de amor e idealismo, registran viajes por el mundo, hablan de socialismo y psicoanálisis, de dolor y sueños rotos. En el transcurso de las lecturas, se revela entre los actores una relación con semejanzas y diferencias. Mientras tanto, el director arma con su propia hija el rompecabezas de la memoria familiar, una historia privada del siglo veinte.

Manuel Abramovich

También se han programado dos cortometrajes argentinos que estuvieron en Berlinale Shorts. Blue Boy, que ganó el Oso de Oro en dicha sección gracias al retrato de siete trabajadores sexuales rumanos en la capital alemana, será la segunda participación de Manuel Abramovich (Buenos Aires, 1987) en Zabaltegi-Tabakalera, donde ya estuvo con Soldado (2017) antes de que su proyecto El oasis fuera seleccionado en 2018 para el programa Ikusmira Berriak.

Blue boy.

Blue boy es una coproducción con Alemania. Siete trabajadores sexuales rumanos en Berlín son retratados mientras escuchan y reaccionan a grabaciones de sus propias experiencias. La cámara se vuelve cliente y el proceso de explotación se convierte en espectáculo, resaltando la inevitable performatividad de las relaciones de poder. 

Martín Rejtman.

En segundo lugar, Martín Rejtman (Buenos Aires, 1961), cuyas obras han pasado por distintas secciones de San Sebastián y que este año será presidente del Jurado de Nest Film Students, mostraráShakti, sobre un chico que decide separarse de su novia el día en que fallece su abuela.

Shakti.

Shakti es una coproducción con Chile protagonizada por Ignacio Solmonese, Laura Visconti, Emma Luisa Rivero, Patricio Penna. Federico decide separarse de Magda pero Magda le gana de mano. Federico cae en un pozo depresivo. Sin embargo, su vida empieza a cambiar cuando encuentra en el congelador de su casa unos knishes de papa congelados que le dio su abuela unos meses antes de morir.

El otro filme de Berlinale Shorts será Leyenda dorada, también incluido en Kimuak y dirigido por Ion de Sosa (Urnieta, 1981) y Chema García Ibarra (Elche, 1980). Este último ganó una mención especial del Premio Zabaltegi-Tabakalera por su corto La disco resplandece (2016).

El fiscal, la presidenta y el espía.

Otro estreno mundial es la nueva producción de Justin Webster (Aldershot, Reino Unido, 1963), responsable de Muerte en León (2016) y El fin de ETA (Zinemira, 2016), que presentará El fiscal, la presidenta y el espía, una serie de seis capítulos sobre la investigación del caso Nisman. Tras participar en Zabaltegi-Tabakalera con el corto 592 metroz goiti (2018), Maddi Barber (Lakabe, Navarra, 1988) retorna a la sección con Urpean lurra, un mediometraje que vuelve a fijar su mirada en la presa de Itoiz. El cuarto estreno mundial de la sección será Lursaguak (Escenas de vida), de Izibene Oñederra (Azkoitia, 1979), que forma parte de Kimuak, el catálogo de cortos del Gobierno Vasco, y que ya estuvo en el Velódromo con Hotzanak, For Your Own Safety (Zabaltegi, 2013) y Kutxa Beltza, uno de los segmentos del filme colectivo Kalebegiak (2016).

Asimismo, Anthony Marciano (Francia, 1979) protagonizará el estreno internacional de su tercer largometraje, Play, sobre un joven que retrata a toda una generación a través de su videocámara. La directora Angela Schanelec (Aalen, Alemania, 1962), habitual en citas como Cannes y Berlín, presentará Ich war zuhause, aber / I Was At Home, But (Estaba en casa, pero…), la historia de una madre cuyo hijo desaparece sin dejar rastro durante diez días. Gracias a este filme la cineasta logró el Oso de Plata a la mejor dirección en el último Festival de Berlín, en cuya Sección Oficial también participó la película de otro realizador experimentado y conocido en el certamen germano, Denis Côté (New Brunswick, Canadá, 1973). En Répertoire des villes disparues / Ghost Town Anthology, el canadiense se acerca a una minúscula localidad de Quebec donde acontecen sucesos extraños.

Jean-Gabriel Périot (Bellac, Francia, 1974), que participó en New Directors con Lumières d’été (2016) y en Zabaltegi-Tabakalera con Une jeunesse alemande / A German Youth (2015) y Song for the Jungle (2018), volverá a esta sección con Nos défaites / Our Defeats, un retrato de nuestras relaciones con la política a través de un juego de reinterpretación. La película pasó por Berlinale Forum, igual que Delphine et Carole, insoumuses / Delphine and Carole, de la debutante Callisto McNulty (París, 1990), que propone un viaje al corazón del feminismo de los años 70 mediante el encuentro entre la actriz Delphine Seyrig y la videoartista Carole Roussopoulos.

Por otra parte, el Festival mostrará la ópera prima de Mati Diop (París, 1982), Atlantique / Atlantics, que comienza cuando unos trabajadores de Dakar deciden echarse a la mar en busca de un futuro mejor. La directora franco-senegalesa se alzó con el Gran Premio del Jurado de la Sección Oficial de Cannes, donde también concursó Diao Yinan, ganador del Oso de Oro en Berlín con Bai ri yan huo (Black Coal, 2014). Su último filme, Nan Fang Che Zhan de ju hui / The Wild Goose Lake (El lago del ganso salvaje), reúne a un gánster en busca de redención y a una prostituta deseosa de recuperar su libertad.

Después de optar a la Concha de Oro con Nocturama (2016) y de llevar Sarah Winchester, ópera Fantôme (2016) a Zabaltegi-Tabakalera, Bertrand Bonello (Niza, 1968) volverá a esta última sección con Zombi Child, que arranca en 1962 en Haití y prosigue en la capital francesa 55 años después. Por su parte, Takashi Miike (Yao, prefectura de Osaka, Japón, 1960) participará con Hatsukoi (First Love) una historia en la que coinciden un boxeador, una prostituta, un policía corrupto y un yakuza, entre otros personajes reconocibles en la filmografía de un director, que como Bonello, presentó este filme en la Quincena de Realizadores de Cannes.

Damien Manivel (Brest, Francia, 1981), cuyo filme La nuit ou j’ai nagé (2017) participó en la sección Orizzonti de Venecia y en Zabaltegi-Tabakalera, regresará con Les enfants d’Isadora / Isadora’s Children, sobre cuatro mujeres que se reencuentran con el solo de danza que Isadora Duncan creó en 1913 tras la muerte de sus dos hijos. El largometraje acaba de ganar el Premio al mejor director en el Festival de Locarno, donde también se ha programado L’île aux oiseaux / Bird Island, nueva colaboración de Maya Kosa (Ginebra, Suiza, 1985) y Sergio da Costa (Lausana, 1984) en la que un joven redescubre el mundo en un centro de rehabilitación para pájaros. Anna Sofie Hartmann (Nakskov, Dinamarca, 1984), que debutó en New Directors con Limbo (2014), vuelve con Giraffe, en la que explora las perspectivas de los trabajadores y habitantes de un espacio geográfico que cambiará para siempre por la construcción de un túnel para unir Alemania y Dinamarca. El filme se estrenó fuera de concurso en Locarno.

Un jurado designado por el Festival elegirá la película merecedora del Premio Zabaltegi-Tabakalera, dotado con 20.000 euros: 6.000 serán entregados al director de la película y los 14.000 restantes, a su distribuidor en España.

Julia Montesoro

Read Previous

«Baldío» (Estreno: 22 de agosto)

Read Next

2º FICER: capacitan a adolescentes para presentar sus proyectos

Most Popular