«Encandilan luces, viaje psicotrópico con los Síquicos Litoraleños» (Estreno: 11 de julio)

El jueves 11 de julio se estrena Encandilan luces, viaje psicotrópico con los Síquicos Litoraleños , ópera prima de Alejandro Gallo Bermúdez, después de su paso por el último Festival de Cine de Mar del Plata.

Participan Los Síquicos Litoraleños, Dick El Demasiado, Alan Courtis, Humphrey Inzillo y Jorge Fernández.

Desde el mítico pueblo de Curuzú Cuatiá, en el corazón rural del Noreste Argentino, emergen los estrafalarios Síquicos Litoraleños, pioneros del chamamé psicodélico. Desde la limitación de la periferia han logrado un sonido de inusual autenticidad y son venerados por fanáticos alrededor del planeta, que los aclaman como “El Pink Floyd de los pobres”. La película se sumerge en su primera gira por su Corrientes natal, retratando la vanguardista escena musical que ellos iniciaron, y de la cual deciden permanecer afuera, planteando así un debate cultural lleno de chamamé, ovnis y cucumelos.

“Los Síquicos Litoraleños son el secreto mejor guardado de la escena musical argentina –describe el realizador, Gallo Bermúdez-. Por esas casualidades del destino, la primera vez que tocaron en Buenos Aires, allá por 2005, yo estaba ahí.  Nunca había visto o escuchado algo así. Desde el interior profundo y rural, traían un nuevo sonido hecho son más referentes que los suyos, y detrás de él, un universo disparatado y fascinante, hecho con los pocos elementos que encontraban a su alcance en Curuzú Cuatiá, su particular universo social. Estaban viviendo esas condiciones, con lo cual no había duda de que era sincero.

Para mi sorpresa, luego descubrí que esa desfachatada autenticidad tuvo eco en diferentes lugares del mundo a través de internet, rincones ávidos de nuevos sonidos del planeta, donde se ganaron el apodo de “El Pink Floyd de los Pobres”.

Acerca del proyecto de rodar una película sobre ellos, todo comenzó hace diez años. Dice el realizador: “En 2009 los invitaron, todo pago, a Holanda y Bélgica, a realizar su primera gira.  ¿Y yo qué hice? Vendí mi auto y me sumergí con ellos en un viaje hipnótico, con la afiebrada certeza de que tenía que documentar esa travesía. Me gustaba la idea de que la historia se desplegara delante de mi cámara, no como muchos rockumentales, que son retrospectivos luego de que suceden los hechos. Y fue así que fui descubriendo lo que creo que es lo más fascinante de Los Síquicos Litoraleños: el profundo efecto que su música tuvo en su Litoral natal, donde, sin proponérselo, iniciaron una rupturista movida musical de la que se hicieron eco los principales medios especializados de todo el país, y de la que ellos deciden mantenerse al margen. Entre estas bandas se destaca el curuzúcuateño Cristian Osorio, particular “Salieri” de los Síquicos Litoraleños, quien toma su universo, sus temas no registrados y lo lleva a los grandes festivales de la región, convirtiéndose en un suceso con su banda Los Saltimbankis.

Fue ahí donde descubrí que “Encandilan luces, viaje psicotrópico con Los Síquicos Litoraleños” dejaba de ser simplemente un documental de una banda que me encantaba, para transformase en otra cosa. Allí surgía una tensión, un interrogante: ¿cuál es el camino válido del hacedor? ¿Cómo es la dinámica entre lo conocido y la periferia?  ¿Qué es la autenticidad?  Es ahí donde se transformó en una pequeña fábula sobre el éxito”. 

“La película plantea un debate cultural sobre los diferentes caminos del artista (el de Cristian Osorio hacia el éxito comercial y el de Los Síquicos Litoraleños hacia un rumbo incierto) y reflexiona sobre lo que nos hace lo que somos, replanteando las nociones de éxito y trascendencia, y celebrando el poder transformador del espíritu creativo. Y antes que nada, es un documental de rock: cuatro o cinco chiflados en un caluroso garage creando música jamás escuchada, entremezclando géneros, espacios y sonidos, y el eco que eso tiene en los lugares más disímiles del planeta. Pero, fundamentalmente, creo que esta es una historia que merece ser contada”, concluye el director.

Alejandro Gallo Bermúdez  es guionista y director egresado de la Carrera de Diseño de Imagen y Sonido (UBA). Trabajó para señales internacionales como Discovery Channel, HBO, History Channel y AXN. Dirigió numerosos cortometrajes  premiados en diferentes festivales cinematográficos, entre los que se destacan: “Sacarse las medias con el dedo gordo del pie” (2008); “Awhenaj” (2012) y “Los dos cines de Yody Jarsún” (2017). 

FICHA TECNICA

Dirección Alejandro Gallo Bermúdez

Producción Juan Pablo Di Bitonto

Guión Alejandro Gallo Bermúdez y Santiago Van Dam

Dirección de fotografía Hernán Luna

Montaje Federico Casoni

Dirección de sonido José E. Caldararo

Música Los Síquicos Litoraleños

Productora Carbono Films

Duración 80 minutos

Julia Montesoro

Read Previous

2º Festival Internacional de Cine de Entre Ríos: vuelve la Experiencia FICER

Read Next

«La fiera y la fiesta» (Estreno: 11 de julio)

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Most Popular