Todo el cine y la producción audiovisual argentina en un solo sitio

DIRECCION EJECUTIVA: JULIA MONTESORO

Leonardo Sbaraglia vuelve a filmar en la Argentina: «Ahora me llaman para hacer papeles de padre»

Leonardo Sbaraglia comienza a filmar Hoy se arregla el mundo dirigido por Ariel Winograd, el sorprendente director del momento a partir del éxito arrasador de El robo del siglo. Se trata de una suerte de viaje entre un hombre que ayuda a un niño a encontrar su verdadero padre, con producción de Patagonik, que se rodará hasta el 6 de marzo.

Ademas de Sbaraglia, participarán Natalia Oreiro, Luis Luque, Soledad Silveyra, Martín Piroyansky, Gerardo Romano y Gabriel Corrado, con guion de Mariano Vera y producción por Patagonik

Es más que una buena noticia: se trata de comenzar a saldar un vacío de Sbaraglia en la producción audiovisual nacional, a partir de la decisión del actor de establecerse en España a partir de lograr nuevas oportunidades laborales. Antes de Hoy se arregla el mundo, además, había participado en una producción audaz, distinta en su carrera, bajo las órdenes de Leonardo Brzezicki.

En España, Sbaraglia fue elegido por Almodóvar para integrar elenco de Dolor y gloria, que competirá por el Oscar y por la cual está nominado como mejor actor de reparto a los Premios Goya. Además, el 5 de diciembre último se estrenó en cines Legado en los huesos, protagonizada por él, junto a María Etura e Imanol Arias, dirigido por Fernando González Molina. Anteriormente, su imagen había cobrado mayor relevancia a partir de su rol central en Félix, la primera serie creada, escrita y dirigida por Cesc Gay, el realizador español más vinculado con Argentina (por lazos familiares, laborales y afectivos).

Leonardo Sbaraglia habló con GPS audiovisual acerca de su momento laboral.

También se lo puede escuchar en GPS audiovisual radio.

-Empezaste el año filmando en la Argentina y con el realizador que está batiendo récords de público*. ¿Qué te atrajo del proyecto de Ariel Winograd?

Veníamos coqueteando con trabajar juntos con Wino, desde el momento en que coincidimos en una publicidad para una marca automotriz. Por suerte pudimos hacer coincidir los tiempos. Es una historia de un padre: en este caso, con un hijo de 9 años. Es una comedia dramática, un dramedy, acerca un hombre que nunca había asumido la paternidad y no le queda otra que aprender a ser padre.

-Este va a ser el año de tu retorno al cine argentino.

Lo último que había hecho en la Argentina fue Acusada, en 2017. Por alguna razón no había vuelto a filmar. Pero llamativamente, a partir del segundo semestre del año pasado empecé a recibir proyectos. ¡Uno más interesante que otro! Entre ellos apareció la película de Leonardo Brzezicki, que terminé de filmar a fin del año pasado. El título provisorio es Almost in love, y en castellano es Corazón vagabundo. Es la historia de un hombre que va escapando de su propio dolor. Un tipo con una hija de 19 años (la interpreta Miranda de la Serna), que decidió tener con una amiga española, con quien se reencuentra en Brasil. Durante muchos años tuvo su pareja homosexual, pero ahora está solo, en un momento de mucha angustia. Frente a la paternidad y su propia incertidumbre, aparecen algunos dolores del pasado.

-¡Te empezaron a tocar papeles de padre!

¡Ja! Sí: empezaron a llamarme para hacer de padre. El primero fue en Las viudas de los jueves. Tenía un chico adolescente, en el momento en que mi hija Julia tenía 3, 4 años. Ahí me asusté. Después me pusieron de pareja a Eva de Dominici (Sangre en la boca). “Uy, me fui para el otro lado”, pensé. Después me pusieron de hija a Lali Espósito (Acusada). Ahora estoy entre una nena de 19 y uno de 9. Justo cuando mi hija tiene 13 y acaba de terminar el primer año del colegio secundario.

-Y en el medio, una instancia histórica: Dolor y gloria competirá por el Oscar al mejor film internacional y al mismo tiempo, estás nominado para el Goya como mejor actor de reparto. ¿Qué tiene Dolor y gloria que no hayan tenido otras películas de tu filmografía?

¡Almodóvar! Con todo lo que el peso de esa palabra significa.

-¿Qué tiene Almodóvar que lo diferencie de otros realizadores?

Hace poco lo hablábamos con un amigo: hay pocos en la historia del cine mundial que tengan una cinematografía tan consistente, con tantas películas tan hondas, que han aportado tantas cosas a tantas generaciones.

Con un lenguaje tan particular, que hizo visible cosas que hasta que él apareció no eran tan observables. Especialmente con el universo femenino. Le dio visibilidad y un toco heroico a ese mundo femenil compuesto por la sencillez, el dolor, la injusticia, la inseguridad. Y también hizo lo mismo con los hombres. Eso tiene que ver con su sensibilidad.

-¿Por qué Dolor y gloria llegó adonde llegó?

Porque Almodóvar se ha animado a hablar de su propio dolor, su propia sensibilidad, su propio vacío. De la belleza y el éxito que lo rodea. Como dice en un momento, “yo me encargué de mostrar que en esta casa hay mucho éxito”. Le interesaba mostrar que era un hombre rodeado de belleza y de éxito. Me parece que este es un tema que lo seguirá acompañando. Algunos pueden ponerlo en sus películas, otros lo ponemos escribiendo, actuando o de la manera que nos vaya permitiendo esta profesión.

-El 25 de enero se entregan los Goya y el 9 de febrero los Oscar. ¿Vas a poder viajar?

Al Goya, no: estoy en pleno rodaje. En cuanto al Oscar, la Academia no paga el billete del actor de reparto. Nunca estuve en una ceremonia del Oscar: tampoco pude ir con Relatos salvajes.

Julia Montesoro

Foto principal: Ruda Cine

* Al segundo día de su estreno, El robo del siglo convocó 153.871 espectadores.

Julia Montesoro

Read Previous

«Playback», corto de Agustina Comedi, en competencia en la Berlinale

Read Next

Eleonora Wexler protagoniza «La valla», serie española futurista

Most Popular