Todo el cine y la producción audiovisual argentina en un solo sitio

DIRECCION EJECUTIVA: JULIA MONTESORO

Coronavirus: las excepcionales medidas que toma Francia para proteger la industria audiovisual

A partir del sábado 14, cuando el gobierno francés cerró los cines (junto con otros espacios públicos “no esenciales” en el país) para retrasar la propagación del coronavirus, el Centre National du Cinéma empezó a trabajar en el diseño de un plan de acción para que la industria cinematográfica responda a las situaciones urgentes que enfrentan los profesionales del sector.

El presidente del organismo, Dominique Boutonnat, recibió el pedido del Ministro de Cultura de preparar primero un plan de apoyo y luego uno de recuperación económica.

Las formas que encuentra el CNC para ayudar a las empresas francesas relacionadas con la industria audiovisual son el pago acelerado, a partir de marzo, de los subsidios destinados a las 1.200 salas de arte y ensayo del país y de apoyo selectivo para distribuidores; la suspensión de la fecha límite de marzo sobre el impuesto de admisión al cine; la rápida adopción de una disposición que permite a los exhibidores, distribuidores y productores acceder por adelantado a sus fondos de apoyo, y el pago de subsidios destinados a eventos cancelados por razones de salud.

El Estado prometió adelantar créditos fiscales sobre gastos elegibles para 2019 (cine, audiovisuales, producciones internacionales), créditos que generalmente no se aplicarían hasta 2020.

Huelga decir que las empresas del sector también se han incluido en el mecanismo de apoyo general implementado por el gobierno francés para todos los sectores de la economía, es decir, a través de una garantía estatal (hasta € 300 mil millones) ofrecida a los bancos franceses por préstamos otorgados a cualquier negocio en Francia, un fondo de solidaridad (€ 1 mil millones) para pequeñas empresas que están luchando como resultado del cierre administrativo o una caída del 70% en la actividad, y un plan de acción presentado por el banco de inversión Bpifrance (€ 3 mil millones). Este último garantizará hasta el 90% de los bancos para préstamos de 3 a 7 años, para sobregiros de 12 a 18 meses, para préstamos no garantizados de 3 a 5 años (hasta € 5 millones para PYME y decenas de millones de euros para empresas de mediana capitalización) y para la suspensión de los plazos de préstamos acordados con Bpifrance. El IFCIC (Instituto para la Financiación de las Industrias Culturales y Cinematográficas) también ofrece su garantía a los bancos, hasta un 70%, para todos los préstamos otorgados en el contexto actual y extenderá sistemáticamente las garantías de crédito mantenidas con estos bancos a pedido.

Además de esto, se han ajustado los plazos para el pago de las contribuciones a la seguridad social y los impuestos, las empresas francesas pueden recurrir a horas de trabajo reducidas (con el Estado absorbiendo por completo los pagos salariales de hasta 4,5 veces el salario mínimo) y medidas específicas para el contrato.

El artículo completo, en inglés, está disponible en Cineuropa.

Redacción

Read Previous

Graciela Borges, Ricardo Darín y Juan Campanella, nominados para los Platino

Read Next

Coronavirus: el club de productores europeos propone 10 medidas urgentes para proteger la actividad

Most Popular