Oscar Martínez y Dolores Fonzi terminaron de rodar un drama familiar que se estrenará en marzo de 2019

El pasado viernes 14 de septiembre finalizó el rodaje de “Mandato”, la nueva película de Miguel Cohan después de “Betibú” (2014), protagonizada por Oscar Martinez, Dolores Fonzi, la chilena Paulina García, Diego Velzaquez y Luis Gnecco. La película se filmó durante siete semanas en distintos lugares de Buenos Aires y de Uruguay y su estreno está previsto para marzo del año próximo.

Se trata de un drama familiar en el que el matrimonio de Carla (Dolores Fonzi) y Santiago (Diego Velázquez) se pone a prueba cuando la madre de Carla (Paulina García) aparece muerta en un accidente doméstico. Santiago sospecha que su suegro Elías (Oscar Martínez) es responsable de su muerte.

“Se trata de un hombre que está muy acuciado por circunstancias de origen psicológico y económico. Tiene una historia muy traumática con su padre, y atraviesa una crisis terminal en su matrimonio, al punto en el que ya están virtualmente separados, y ella vuelve a la casa solamente para cocinar, porque trabaja haciendo caterings. Él tiene hipotecado el campo, y también la casa, cosa que ella no sabe. La mejor forma de definirlo es que es un fracasado. De sus conversaciones el espectador entiende que es un tipo al que le fue mal en todo en la vida, y que no sabe cómo ponerse de vuelta en pie. La complejidad del personaje más que nada pasa porque expresa muy poco. Las cosas le pasan por adentro, nunca sabemos muy bien qué piensa”, definió su rol Martínez.

“Carla es la hija mayor de esta familia aparentemente convencional. Ella misma tiene una estructura familiar propia: está casada, tiene un hijo, es joyera. No se entera de la violencia y los problemas familiares que la rodean hasta el final de la película. Y eso me atrajo mucho del guión, ver cómo le afecta a ella toda esta situación. La muerte de su madre en las primeras escenas la determina muchísimo, y termina la película con otra gran transformación”, explicó Fonzi.

Para Paulina García, esta no es su primera experiencia en el cine nacional: anteriormente intervino en “La novia del desierto”, de Cecilia Atán y Valeria Pivato. La actriz chilena obtuvo el Oso de Plata en Berlín por su rol en “Gloria”, de Sebastián Lelio.

“Hay algo que me atrae mucho de los personajes relativamente comunes, cercanos al espectador digamos, a los que les ocurren cosas y pasan por situaciones extraordinarias que los empujan a tomar decisiones morales complejas. Esta vez, quería explorar qué sucede cuando todo esto pasa dentro de un ámbito familiar. Acá ellos están solos, no cuentan con ninguna institución que los ayude, y eso lo hace mucho más intenso”, expresó Cohan, coguionista de “Mandato” junto a su hermana, Ana Cohan, al igual que su opera prima, “Sin retorno” (2010).

gpsaudio

Read Previous

Alfred Oliveri, el notero estrella devenido director, estrena su documental sobre Martitegui en San Sebastián

Read Next

«Marilyn» ganó el Queer Lisboa 22 y Martín Rodríguez Redondo hizo su presentación en San Sebastián