Todo el cine y la producción audiovisual argentina en un solo sitio

DIRECCION EJECUTIVA: JULIA MONTESORO

Alfred Oliveri, el notero estrella devenido director, estrena su documental sobre Martitegui en San Sebastián

Alfred Oliveri lleva más de 25 años trabajando en el sector audiovisual, como productor, director o creador de formatos televisivos. En España desarrolló los formatos de Caiga quien Caiga, El Rayo y Trip, que surgieron como contenidos novedosos en la televisión nacional de fin del siglo pasado. Desde su productora GlamoramaTV desarrolla contenidos para diversos canales televisivos de España y Argentina.

Germán Martitegui está considerado entre los mejores cocineros de Latinoamérica. En el marco del décimo aniversario de su restaurant Tegui, decidió cerrarlo y marcharse junto con todo su equipo de 22 personas -su familia- para crear una experiencia única e irrepetible durante 40 noches frente a la Cordillera de los Andes, creando un menú exclusivamente con productos del lugar y maridándolos con los vinos de otra familia -esta de vínculo de sangre- pero con la misma corriente de pasión, compromiso y creatividad, que serían sus anfitriones: los hermanos Michelini. El desafío de crear un restaurante de cero, al aire libre, solo con fuegos y siguiendo el movimiento del Sol.

Oliveri estaba vinculado con Martitegui a partir de House of Chef, su plataforma audiovisual, que realiza producciones de temática culinaria desde un punto de vista personal. Cuando el chef anunció sus intenciones, tuvo claro que quería formar parte de esa aventura. Allí surgió “Tegui: un asunto de familia”, que se presenta el sábado 22 en Culinary Zinema, la sección de cine y gastronomía del 66º Festival de Cine de San Sebastián.

Oliveri habló con Iker Bergara, del Diario del Festival, momentos antes del estreno de su documental en San Sebastián: “la gastronomía argentina está empezando a escribir su historia gracias a una nueva generación de cocineros que están contando algo nuevo y orgánico”, le dijo.

Con relación a Martitegui y la película creada en torno a él, definió: “Se trata de una persona atravesada por la emoción. Por ello, uno de los objetivos primordiales con la película era poder transmitir toda la emoción que emanaba del discurso de Germán y de la experiencia que estaba viviendo.”

Como la aventura que se describe en pantalla, la creación y producción de “

“Tegui: Un asunto de familia” también tuvo tintes épicos, especialmente por la falta de medios: “Para la realización de nuestros respectivos proyectos, ambos tuvimos que saltar al vacío y en mi caso, incluso, asumir riesgos económicos. Son epopeyas románticas personales avaladas únicamente por el espíritu de uno mismo”.

El ex notero-productor de CQC y El Rayo reconoce que la pasión que muestran por su trabajo es una de las singularidades que más le atraen de los cocineros. “No es una profesión segura, no es cómoda y, sin embargo, aman lo que hacen. Los documentales de gastronomía tienen éxito porque cuentan historias apasionantes sobre gente apasionada”, reflexiona.

Pese a la fuerza de la figura de Martitegui, en la película de Oliveri hay un segundo elemento inanimado capaz de quitarle el protagonismo. Ese no es otro que la región de Mendoza. A Oliveri le alegra que su largometraje sea capaz de contar secretos de un territorio que, como la gastronomía argentina, está empezando a abrirse al mundo. “Efectivamente es tan idílica y maravillosa como aparece en la película”, define el director.

Según lo que se anticipa para después de la proyección del documental, la idea original de Germán es traer Mendoza a San Sebastián. Utilizando los mismos productos, el chef elaborará los sofisticados platos que se ven en el film e, igualmente, serán acompañados por los vinos de los hermanos Michelini. “Justamente lo que no permita una pantalla de cine, que es saborear los platos, se podrá hacer horas después durante la cena”, asegura Oliveri.

Culinary Zinema es una sección creada en colaboración con el Festival Internacional de Cine de Berlín y organizada conjuntamente con el Basque Culinary Center para unir el cine, la gastronomía y el desarrollo de diversas actividades relacionadas con la alimentación en los ámbitos de la educación, la ciencia y la agricultura, Culinary Zinema consta de una selección no competitiva de propuestas cinematográficas relacionadas con la gastronomía que son acompañadas de cenas temáticas.

Foto Alex Abril (Diario del Festival)

Read Previous

«Princesita» (Estreno: 20 de septiembre)

Read Next

Oscar Martínez y Dolores Fonzi terminaron de rodar un drama familiar que se estrenará en marzo de 2019