spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Todo el cine y la producción audiovisual argentina en un solo sitio

DIRECCION EJECUTIVA: JULIA MONTESORO

Alejandra Marano y Mario Durrieu y el balance de Construir Cine: «Lo que más valoramos es que el festival está consolidado»

La 10ª edición de Construir Cine, el Festival Internacional de Cine Sobre el Trabajo, concluyó el jueves 18 en Buenos Aires, aunque la Sala El Cairo de Rosario continuará con proyecciones todos los domingos de junio y la plataforma Contar exhibirá la programación exclusiva “10 años – 10 películas”.

Su directora Alejandra Marano y su productor general, Mario Durrieu, detallan la experiencia vivida y a la vez, anticipan propuestas con vistas a enriquecer las próximas ediciones.

-El eje de la programación de este año fue Trabajo y Desarrollo Sostenible, vinculado a la inclusión y la justicia social, económica y ambiental. ¿Se cumplió la expectativa?

Alejandra. Sí. Nosotros estamos muy contentos, porque tuvimos muchas actividades y una gran programación. Fue un año de muy buenas películas.

Mario. Fue un año de mucha diversidad temática. En general, siempre estamos tironeando con la programación, porque sentimos que falta algo. Esta vez, la sensación fue que fluyó. Todo salió redondo: por un lado, por los diez años. Por otro, porque estuvimos muy conformes con las películas. Llegaron todas las que queríamos. No solo eso: también hubo bastante unanimidad con los premios. Por ejemplo, en el caso de Rinoceronte, que recibió el premio del Jurado y también del Jurado Joven.

-A la hora del balance, ¿cuáles percibieron que fueron los puntos esenciales del festival?

Alejandra. Lo que más valoro es la consolidación de la propuesta. En esta edición hubo lugares que se ofrecieron para hacer la apertura o el cierre. Y también organizaciones que nos vienen acompañando desde la primera edición que nos propusieron redoblar. No es fácil instalar un festival de cine: hay muchísimos en Argentina. Y me conmueve ver que gran parte de la comunidad lo tiene en la agenda de las propuestas cinematográficas durante el año.

El festival fue evolucionando hacia una diversidad de temas: al principio éramos solo trabajo. De a poco, incorporamos el eje de la agenda 2030 de Desarrollo Sostenible. Eso le dio más amplitud a la programación, un espacio para buscar otro tipo de creatividades a nivel mundial.

Lo más sorprendente -me parece que Mario coincide-, es que en todo el mundo las temáticas se repiten. En todo el mundo las sociedades prácticamente tienen los mismos problemas. Uno esencial es qué tipo de crecimiento queremos: inclusivo o no. De eso va el festival, siempre con el eje en el trabajo.

Mario. Los problemas son comunes, pero no todos los festivales son iguales. En nuestro caso, es positivo que haya una agenda y que se trabaje sobre sus ejes. Nuestra propuesta es ampliar los derechos de todos, todas y todes.

-¿Qué repercusión tuvo este primer encuentro con la industria, tanto de los profesionales que participaron como del público?

Alejandra. De la industria hacia adentro fue muy celebrado. Los profesionales convocados estuvieron todos a disposición. A ellos se le sumaron otros que sin participar, se acercaron: “yo también quiero hacer”.

En cuanto a la audiencia, hay un tema que afecta tanto para las películas como a la Zona Industria y tiene que ver con una inquietud de mucha gente: si está en streaming, si se puede ver online. Nosotros lo desarrollamos en tres días, que aunque no parezca, es muchísimo. Y lo programamos por las tardes para no interferir con las funciones. Habrá que evaluar si es la mejor alternativa: tal vez haya que pensar en coordinar la convocatoria y los horarios con espacios educativos, como escuelas de cine y universidades. Yo doy clases en la UNTREF y muchos de los chicos que están en mi materia no podían venir por laburo. Es complejo compatibilizar las actividades. Decidimos hacerlo presencial y después editarlo en online. Las charlas van a estar disponibles en la página web del Festival, www.construircine.com.

-Supongo que este reclamo -entre comillas- del online y lo presencial, de la mixtura, tiene que ver con no querer perderse nada. Eso habla del crecimiento logrado.

Alejandra. De que hicimos muchas actividades juntas, es verdad.

Mario. Iba a hacer el chiste de que los laboratorios se podrían programar el fin de semana, cuando nadie -o al menos una gran parte de la población-, no trabaja. Pero esto también pasa con las salas. Uno siempre tiene pánico de que el público no vaya. Pero después nos pasan los informes ¡y va mucha más gente de lo que prevemos! En ese sentido como muy contentos: tuvimos funciones con mucha asistencia. Pero aun en ese marco nos tenemos que plantear cómo seguir creciendo en audiencias.

-En el momento que se entregó el último premio y se dio por concluido esta décima edición del festival, ¿en qué pensaron, con vistas al año próximo?

Alejandra. Lo primero que pensé es cuánto iba a dormir a partir de ese momento (Risas).

Mario. Y la suerte que tuvimos con el clima en la noche de clausura. Al día siguiente diluvió (Risas).

Alejandra. Uno siempre quiere tener las películas más nuevas, como en todos los festivales, ¿no? A la vez, eso restringe un poco el online. Tuvimos comentarios de personas del interior que nos preguntaban por las películas argentinas, que este año no estuvieron disponibles, algo que ocurrió durante toda la pandemia. Pero ahora no podemos programar todo online. Ese fue como mi primer pensamiento: ¿cómo conformar a las audiencias?

Los cineastas y los creadores ponen en juego mucho cuando exhiben una película online. Hay un público que por ahí no es el cinéfilo que lo reclama como un derecho adquirido.

Mario. Como reflexión, proyectando hacia el año que viene, tal vez haya que buscar películas que cerraron su circuito comercial, para no generar problemas con los realizadores. Como una edición post estreno. Cuando estábamos programando decidimos no ofrecer cine argentino en plataformas: sabíamos que era un tema complejo. Siempre hay que buscar nuevas alternativas. Es el desafío que nos imponemos año tras año para seguir creciendo.

Julia Montesoro

Related Articles

GPS Audiovisual Radio

NOVEDADES