spot_img
spot_img
spot_img

Todo el cine y la producción audiovisual argentina en un solo sitio

DIRECCION EJECUTIVA: JULIA MONTESORO

María Silvia Esteve, premio al mejor corto en Locarno con «Criatura»: «Fue un proceso de catarsis para resolver cosas dolorosas del pasado»

María Silvia Esteve alzó el Leopardo de Oro en el Festival de Locarno por el cortometraje Criatura, ganador del premio a la mejor película en la sección Concorso Corti d’autore de la muestra.

La realizadora del impactante documental Silvia -su ópera prima-, incursionó en el formato del corto desarrollando una obra que, de acuerdo al catálogo del festival (que concluyó el sábado 14), la define como un fascinante estudio de personajes donde el dolor lleva la forma física de una entidad misteriosa”.

-¿De qué trata Criatura?

Criatura, si bien parte de una historia de amor, no tiene un significado cerrado: dispara una serie de cuestiones. La intención es que cada espectador imprima sus propias vivencias, sus propias experiencias, de la forma en la que se sienta identificado. La protagonista tiene un vínculo que se entiende por tóxico y eso hace que broten sus bestias, sus sombras internas. Representa cómo uno puede llegar a potenciar el lado más doloroso de sí mismo dentro de una pareja, y cómo eso confronta con algo de la infancia o de la adolescencia que quedó inconcluso o no resuelto.

-¿Cuándo fue el momento en que decidiste que debías filmar ese proceso?

En el momento en que estaba en una relación sufriendo mucho y me di cuenta de que ese sufrimiento estaba vinculado con cosas que venía repitiendo de historias pasadas; cosas que no tenía resueltas conmigo misma. Fue como tratar de hundirme en esos episodios del pasado que me habían dolido para de transformarlo en otra cosa. El cortometraje es como un proceso de catarsis y de forma de autoconocimiento, de generarse preguntas para tratar de resolver cuestiones que dolían y que hacía mucho tiempo que no estaba enfrentando.

-¿Qué puntos de contacto le reconocés con tu ópera prima, Silvia?

En Silvia también trabajo lo que es el vincular y lo del pasado como algo no resuelto. Con Silvia partí de una pregunta base: ¿cómo puede el amor hacer tanto daño? La película fue por otra dirección, pero seguía siendo mi pregunta. De alguna manera, Criatura es volver a la misma pregunta.

Al mismo tiempo quería aventurarme en la ficción. Hace cuatro años que estoy desarrollando mi segunda película, que me provocó un shock de realidad muy fuerte por los temas que trabaja. Entonces necesitaba escaparme a la ficción. Y también quería despojarme de la idea del amor romántico, resquebrajando ese concepto que tanto daño nos hace en nuestras relaciones.

Silvia implicó la valiente decisión de superar el pudor y el dolor de poner en palabras y en imágenes una historia familiar íntima. ¿En Criatura también te encontraste frente a la necesidad de revelar una historia no dicha?

Siempre trabajé desde lo personal: mi premisa fue ser lo más sincera posible. La diferencia es que en Criatura trabajo desde esa niña que quedó trunca, que de alguna forma boicotea la sucesión de vínculos. En Silvia trabajé con el primero de todos los vínculos: el que se establece con la madre.

-¿Está la presencia de tu madre también en el corto?

Sí. Utilicé Scherezade -de Rimsky Korsacov- que era su favorita, que tiene una carga simbólica muy grande. La idea de este cortometraje, como las imágenes que yo tenía de él, se inició poco tiempo después de que falleció mi mamá. Yo fui a ver este concierto sola: iba a ir con ella pero falleció. De alguna manera, Criatura sirvió para tomar algo de mi mamá y resignificarlo.

-¿Criatura propone la necesidad de convertirse en largometraje o la obra es esta y ya está terminada?

Criatura es una obra cerrada. Pero al mismo tiempo es el núcleo de lo que quiero trabajar a posteriori. Allí aparece la impronta, la estética, la forma de trabajar lo surreal y lo fantástico, para abordar lo personal desde un lugar que no se puede explicar desde lo concreto.

Es el punto de partida para mi tercera película. Empecé a escribir escenas sueltas hace bastante tiempo. Sé cómo hacer un documental pero no ficción. Quise probar con un cortometraje para ver si ganaba el coraje de embarcarme. La buena receptividad que tuvo en Locarno y las devoluciones de los programadores y quienes la acompañaron me inspiraron confianza para querer continuar.

-Volvimos a ver a una cineasta argentina premiada en forma presencial, a partir de la pandemia. ¿Cómo fue la sensación de poner en palabras lo que pasaba en ese momento, frente a una sala con público?

¡En ese momento era un cúmulo de nervios! Me había quedando pensando que en la sala no sonó como lo había concebido. Estaba más preocupada por el presente en lugar de soltar y disfrutarlo. Pero fue una experiencia maravillosa, también porque fue un cortometraje que edité en mi Mac chiquitita, sin tener idea del tamaño de una sala. Después de un año de pandemia, fue demasiado maravilloso como para creerlo.

-¿En qué consistió el trabajo en pandemia?

La empecé antes de la pandemia. Durante el año pasado reví lo que había editado. Noté que faltaban cosas y que debía reescribirlas. A volver a cierto estado de normalidad, terminé de hacer los últimos rodajes. Las actrices (Ayelén Escalzo, Laila Desmery) estuvieron súper tolerantes, porque les decía “bueno, este es el último rodaje” y después “ah, no, al final vamos a filmar tres veces más”. Así avanzamos. Trabajé mucho con mi mejor amiga, Andrea Cabrera, con quien hicimos también la fotografía.

-Después de ganar Locarno te quedaste en Europa. ¿Tiene que ver con proyectos laborales?

Vamos a ver (risas). No hay que contarlo porque trae yeta (risas).

Estoy confirmando la presencia de Criatura en otros festivales. Y también resolviendo una coproducción con Francia para mi segunda película, enfocando el desarrollo de la tercera y también cerrando otro cortometraje. Se va a llamar El espiral y también trabaja con un proceso interno, pero aplicado a lo que es el ser un hipocondríaco. Allí regreso al documental.

Julia Montesoro

Related Articles

GPS Audiovisual Radio

NOVEDADES