spot_img
spot_img
spot_img

Todo el cine y la producción audiovisual argentina en un solo sitio

DIRECCION EJECUTIVA: JULIA MONTESORO

Jorge Nisco estrena «Jaque mate», comedia de acción protagonizada por Adrián Suar: «Somos dos maestros de la improvisación»

La comedia de acción Jaque Mate marcó el reencuentro en el largometraje de Jorge Nisco y Adrián Suar –director y protagonista- después de Comodines, hace 27 años.

Jaque Mate es una producción de Patagonik con participación de Mendoza Audiovisual, estrenada en salas el jueves 25 y que posteriormente desembarcará en la plataforma de streaming Prime Video.         

La coprotagonista la española Maggie Civantos. El elenco se completa con el mexicano José Eduardo Derbez, el israelí Tsahi Halevi y los argentinos Benjamín Amadeo, Mike Amigorena, Charo López, Diego Cremonesi, Mariel Fernández y Fiorella Indelicato.

Leandro Calderone, Adrián Suar y Jorge Nisco.

-¿Qué historia cuenta Jaque mate?

Se trata de un agente especial que en un momento formó parte de una Brigada Internacional y que, a partir de la pérdida de un hermano, decide dejar la fuerza, alejarse del mundo y aislarse por casi tres años en el Tigre. Sin tener casi ningún tipo de contacto. Hasta que una sobrina comienza a visitarlo. A partir de ahí empieza a desenmarañar una historia que tiene que ver con el pasado. Entonces, secuestran a la sobrina para obligarlo a cometer un robo. El, para poder llevarlo a cabo, vuelve a unir a la brigada de la que fue parte. Se vuelven a unir para hacer esta misión. Allí aparecen los desencuentros, amores frustrados y antagonismo personales. Pero hay humor porque también hay amor.

-Su protagonista es Adrián Suar, con quien te liga un vínculo de más de un cuarto de siglo. Con él dirigiste tu primera película, Comodines. ¿Cómo pensabas que encaminarías tu trayectoria en ese momento, qué querías ser?

Desde muy chico me gustaba poder contar historias a nivel visual, más allá del lienzo que tuviera adelante, sin saber si sería en cine o en una pantalla. Lo que en ese momento pensaba era seguir contando. Es lo que más me apasiona, me divierte. Me cansa, también (Risas). Porque hago lo que me gusta, pero en definitiva es un trabajo. Y este trabajo tiene mucho compromiso particular.

-¿Qué clase de actor es Suar, qué necesita saber de su papel para cumplir con lo que le pedís?

Adrián es un maestro de la improvisación ¡y yo también! Salvo en casos muy puntuales, donde tengo que marcar un planteamiento muy concreto, a mí también me gusta improvisar. Le doy el aire para que él busque. Él genera cosas: tira para mí y se lo devuelvo, y si todo funciona se hace un crescendo de situaciones espontáneas que en el resultado final quedan bárbaras. Yo lo dejo porque sé que conviene. No porque soy bueno o generoso, sino porque sé que lo que haga siempre va a enriquecer la escena. Con cosas que estaban en el aire, pero no estaban plasmadas o dichas y de repente se concreta. Si lo pensamos, quizás no lo logramos. Si lo pensamos mucho, y lo repetimos mucho, se mecaniza y se pierde la espontaneidad.

-¿Tu guion es abierto?

No en cuanto a la estructura, porque está cerrada, pero sí en algunos diálogos: allí surgen cosas que muchas veces mejoran la situación original.

-Una curiosidad del elenco es que incluye actores de distintas nacionalidades. ¿Cuál era la intención?

No lo buscamos, sino que surgió del guion. Está planteado como una banda de agentes internacionales, donde cada uno tiene sus distintas idiosincrasias. La idea era jugar con la mezcla de idiosincrasias. Hubo que decidir si utilizábamos actores nacionales o si se buscaban actores internacionales. Creo que se tomó el camino correcto.

-Sin ánimo de spoilear, Jaque mate es una comedia de acción que termina con una escena musical. ¿Cómo surgió esa iniciativa?

No está en el guion. Y se lo debo agradecer a Leandro Calderone, el guionista, que lo permitió. Inicialmente le planteé a la producción la posibilidad de hacer ese final. Y hubo mucha resistencia. Fui insistiendo, hasta que un día fui con el tema musical que quería utilizar. ¡Tampoco estaban convencidos! Me dijeron que estaban evaluando los costos, con Adrián presente. Debo haber insistido mucho porque me terminaron dando el sí. ¡La verdad es que me encanta!

-¿Por qué introducís un cuadro musical en una película que va por otro género?

Porque ese tema final me da alegría. Me parecía que era una manera de devolver al público esa sensación de alegría. Y además porque me gustan los musicales. ¡Me gustan mucho!

Julia Montesoro

Related Articles

GPS Audiovisual Radio

NOVEDADES