spot_img
spot_img
spot_img

Todo el cine y la producción audiovisual argentina en un solo sitio

DIRECCION EJECUTIVA: JULIA MONTESORO

Lucrecia Martel recibió el doctorado Honoris Causa de la universidad KU Leuven, en Bélgica: «Narrar es un dispositivo para perturbar la percepción del espectador»

“Narrar es recordar que podemos cambiar el mundo”, expresó Lucrecia Martel en el momento de recibir un Doctorado Honoris Causa de parte de la Katholieke Universiteit Leuven (KU Leuven) de Bélgica, en reconocimiento a su aporte artístico y su compromiso social.

Como parte de las celebraciones de la fiesta patronal de la ciudad, la casa académica reconoció el pasado jueves 2 a la cineasta argentina como pionera dentro de la investigación artística.

Además, en el curso de la celebración se ofreció un concierto de tango a cargo de Julieta Laso como manifestación de la importancia del sonido y la música en las películas de Martel y un debate fílmico dedicado al «Cine, arte y justicia social latinoamericanos».

“Martel desarrolla un lenguaje cinematográfico muy personal y sugerente con el que expone las tensiones subcutáneas en torno a la clase, la raza y el género” –detallaron las autoridades de la universidad en el acto de reconocimiento a la directora de Zama-. Retrata un mundo en el que las clases raciales, las relaciones de género, el pasado de Argentina, el pasado del continente latinoamericano colonial saltan a la palestra”.

En el acto en el que el rector de la universidad, Luc Sels, le otorgó el doctorado Honoris Causa, Lucrecia Martel dijo:

“Estoy muy agradecida con la universidad, con los promotores y también con las trompetas, los músicos, los coros.

Fue un momento increíble en la iglesia.

Muchas gracias por esta distinción que me da la Universidad de Leuven.

No lo tomo como un reconocimiento, sino como un incentivo para continuar en el futuro con el trabajo que hago.

Mi trabajo es narrar con imágenes y sonidos.

El gran problema que tenemos, los que trabajamos en esto, es definir qué es narrar.

Las técnicas que debe aprender un director para manejar imágenes y sonidos requieren de pocos meses.

Pero entender qué es narrar lleva todo el resto de la vida.

Voy a tratar de compartir con ustedes en pocos minutos cómo he podido responder esa pregunta de qué es narrar.

Narrar no es contar un argumento, una historia; es organizar un artefacto, un dispositivo en el que el espectador va a sumergirse voluntariamente por un tiempo de dos horas, que es lo que la industria ha determinado que duren las películas.

Este dispositivo no se construye para decir historias, sino para perturbar la percepción del espectador –humildemente lo digo, pequeña perturbación-, y en el aire en el que está rodeado el espectador se van a desplegar las ondas sonoras, como si estuvieran en el fondo de una piscina (de una pileta) y en algún lado de ese espacio se van a proyectar las imágenes.

En este dispositivo la relación entre el sonido y las imágenes es arbitrario.

Una imagen de un avión que pasa por el cielo puede tener un sonido desolador o estar completamente en silencio.

Y esto nos permite crear combinaciones que nos recuerdan lo que conocemos,

pero no exactamente como lo conocemos.

La no correspondencia no genera una gran sorpresa, sino un leve extrañamiento.

Traicionar cuidadosamente ciertas expectativas.

Porque las expectativas lamentablemente es un modo de paralizarnos frente al mundo.

Estoy describiendo un modo de entender la narrativa que no es el que uno obligaría a la Humanidad a seguir sino el que yo he elegido.

El objetivo de esta forma de narrar es que la realidad se resquebraje un poco.

Unas pequeñas fisuras que nos permitan recordar que lo que nos rodea no pertenece al orden natural, sino que es un artificio que podemos transformar.

Narrar es recordar que podemos cambiar el mundo.

Recordar qué es eso que nos rodea y a veces parece tan ajeno a nosotros y a nuestra fuerza depende de nosotros.

Es una construcción arbitraria que puede ser modificada. Que el Mal o el Bien pueden ser redefinidos.

Esto es un ejemplo de…es breve.

Don’t worry, it’s no long. It’s in Spanish but it’s short.

Sacar un turno en un hospital en algunas partes de una ciudad lleva tres minutos. Se hace por la web desde la casa. Pero en otra parte de la ciudad acceder a un médico implica desplazarse kilómetros y hacer colas interminables.

Y aquí viene algo muy importante: ambos casos se expresan con las mismas palabras.

Acceder al sistema de salud.

El lenguaje suele ocultar la enorme diferencia espacio-temporal que fragmenta al planeta.

Una condición fundamental para ejercer el poder es olvidar la discontinuidad del espacio y el tiempo.

La puesta en escena, lo que uno hace en este trabajo, es una batalla espiritual que se imprime sobre la materia sonora y visual.

Con imágenes y sonido se puede transmitir el orden de lo que existe o poner en duda el orden de lo que existe.

Transmitir la arbitrariedad de ese orden, tan incómodo para algunos, tan conveniente para otros.

No es necesario que ningún personaje hable sobre estas cosas.

No es necesario decirlo en los diálogos ni que sea dicho en los subtítulos.

No es del orden del argumento que lo que estoy hablando.

Está en el foco, en el encuadre, en la luz, en el timbre de la voz de lows personajes, en la construcción del sonido ambiente, en cómo se usa la música, en el modo en que se descompone una situación en partes.

¿Cuántos segmentos se pueden dinstiguir en una secuencia?

Antes de que algo se manifieste en el argumento ya se ha manifestado en la materia sonora y visual.

Toda guerra es una guerra santa.

Necesita ser santa porque es muy difícil matar a un igual.

Necesita construir un enemigo que merezca la muerte. Un enemigo

 que conspira contra el orden natural.

El que puede reducir al otro define el orden natural.

Las armas de fuego son útiles pero infinitamente más útil es obligar al otro a creer en algo.

El cine tiene la posibilidad de poner en duda eso. A través de la ambigüedad, de las imágenes, del sonido.

Quiero agradecer también, por último, la compañía de mi vida que es Julieta.

Gracias”.

El rector de la casa de estudios, Luc Sels, describió las razones de la distinción: “por la estética minuciosa de su cine, quien desarrolló la historia del cine en América Latina y más allá, dando forma a la forma en que vemos y experimentamos el cine.

Por la inteligencia y sensibilidad con que su trabajo aborda complejos problemas políticos y sociales como legaciones posdictatoriales, contratiempos raciales y étnicos, sexualidad queer y pensamiento colonialista binario.

Por la fuerza y ​​consistencia con la que debe ser el valor de la diversidad y el derecho a ser diferente en un mundo más o menos homogeneizado, como cineasta de manera primordial, como artista independiente latinoamericana,

ceder a los poderosas pantallas multimedia, y como un intelectual con un trabajo creativo para crear nuevos espacios para la personalidad queer y las palabras disonantes, para mostrar lo importante que es la cultura para la democracia”.

KU Leuven celebrará su 600 aniversario en 2025, convirtiéndola en una de las universidades más antiguas de Europa. La institución tiene el doble honor de ser la universidad más antigua de los Países Bajos y la universidad católica más antigua del mundo. 

Related Articles

GPS Audiovisual Radio

NOVEDADES