Todo el cine y la producción audiovisual argentina en un solo sitio

DIRECCION EJECUTIVA: JULIA MONTESORO

Lucrecia Martel y Marí Alessandrini, ganadoras del Leopardo de Oro en Locarno

Lucrecia Martel, con su proyecto Chocobar y Marí Alessandrini, con su ópera prima Zahorí obtuvieron el Leopardo de Oro del Festival de Cine de LocarnoThe Films After Tomorrow, concebido tras cancelar la edición regular de este año, realizado con el objetivo de apoyar a los cineastas que tuvieron que poner la producción en espera debido al bloqueo, y que finalizó el viernes 15. Cada una de ellas obtuvo 70 mil francos suizos.

Chocobar (coproducción con Estados Unidos, Dinamarca y México), ganó el premio a la mejor producción internacional. Es el primer documental de Lucrecia Martel. El proyecto se describe como un documental híbrido y creativo sobre el asesinato del activista indígena Javier Chocobar por un terrateniente blanco, en 2009. Chocobar, que entonces tenía 68 años, murió baleado mientras se defendía de forma pacífica de la invasión de terratenientes que reclamaban la propiedad del predio. El crimen fue registrado en video por un integrante de la tribu.

Martel presentó en Locarno un video de cuatro minutos y medio de duración, con imágenes suyas explicando el origen del documental, intercaladas con las impactantes imágenes de la muerte de Chocobar: “Es un documental de observación lo más en detalle posible, tratando de pensar las estructuras con las que el pensamiento blanco autojustifica su violencia y cómo es la creatividad y la arbitrariedad y la desfachatez de ese pensamiento, cómo ejerce su poder. Y también porque pienso que en esa observación detallada algo se puede desarticular”, expresó la cineasta en el corto.

Zahorí (coproducción suiza con Argentina, Chile y Francia), ganó el premio al mejor proyecto nacional. Es la ópera prima de Marí Alessandrini, quien filmó en Suiza y Argentina un relato ambientado en la estepa patagónica, acerca de una extraña amistad entre una niña de trece años nacida en el Cantón del Tesino y un anciano mapuche.

En medio de la estepa patagónica, Mora (13 años) se rebela contra la escuela y se afirma contra sus padres, alternativas occidentales cuyo sueño de libertad se convierte en una pesadilla. Mora se ve obligada a cruzar la estepa para ir al internado con su hermano pequeño Himeko, pero un día se niega a ir allí para ayudar a su único amigo, Nazareno, un viejo gaucho mapuche que ha perdido su caballo. en los meandros de la estepa.

Producción: Le Laboratoire Central, El Calefón, Cinestacion, Norte Productions
Productor:  Nadejda Magnenat, Juan Maristany, José Maria Naranjo, Valentina Novati.

Fotografía: Joakim Chardonnens
Montaje: Myriam Rachmuth
Sonido: Claudio Vargas
Montaje de sonido: Adrien Kessler

Nacida en Buenos Aires en 1979, Marí Alessandrini trabajó como fotógrafa, actriz y acróbata. Es licenciada en cine de la Universidad de Arte y Diseño de Ginebra y Máster en Artes Visuales en HEAD-Ginebra. Dirigió los cortos Nadie en el espejo (2008), Felisa (2010) y Buscando patriotas (2015).

El jurado internacional de The Films After Tomorrow , compuesto por Nadav Lapid, Lemohang Jeremiah Mosese y Kelly Reichardt, eligió Chocobar para investigar aspectos de la colonización y la cultura nativa. El jurado de la selección suiza estuvo compuesto por Mohsen Makhmalbaf, Alina Marazzi y Matías Piñeiro, ganador del BAFICI a la mejor película nacional por Todos mienten y La princesa de Francia, películas que compitieran en distintas ediciones del Festival de Locarno.

Por su parte, el Jurado de la Juventud del Festival premió a los proyectos Eureka, de Lisandro Alonso y Azor, una coproducción con Suiza y Francia, dirigida por Andreas Fontana.

.

Read Previous

Dos cortos argentinos competirán en Nest, la sección oficial de San Sebastián

Read Next

Convocatoria para cortos sobre derechos humanos de la mujer