Paula Manzone codirige «Anoche»: «Los cruces sentimentales evidencian hasta dónde se llega por evitar la soledad»

El 31 de enero se estrena la comedia Anoche, codirigida por Paula Manzone y Nicanor Loreti y protagonizada por Gimena Accardi, Benjamin Rojas, Valeria Lois y Diego Velázquez.

Está basada en la obra teatral homónima escrita por la propia Manzone. Todo transcurre en el interior de un departamento, un sábado a la noche, en tiempo real, entre cuatro personas: una mujer (Pilar, interpretada por Gimena Accardi), su novio (Benjamín Rojas), la hermana de la mujer (Valeria Lois), su ex pareja (Diego Velázquez). El quinto protagonista es –a la manera de Edipo reprimido, el capítulo de Historias de New York dirigido por Woody Allen- la voz de la autoritaria madre de Pilar, encarnada por Mirta Busnelli. Todos los personajes están algo desquiciados, lo que acentúa la sensación de que lo peor está por venir.  

Paula Manzone dialogó con GPS audiovisual acerca de la película.

-¿Cuál fue el paso inicial para decidir hacer la película a cuatro manos? 

Con Nicanor ya habíamos trabajado juntos en Kryptonita y Nafta súper y nos complementamos muy bien. A la hora de decidir hacer esta película no tuvimos dudas de que era el proyecto ideal para compartir la dirección, apoyándonos en los fuertes de cada uno: él con la cámara y yo con los actores.

¿Cuánto tiempo pasó de la idea a la realización, y qué sucedió en el medio?

Desde que la presentamos al INCAA hasta que se filmó pasado alrededor de dos años. Mientras tanto, aprovechamos el tiempo para planearla. Buscamos al director de fotografía, al resto del equipo y a los actores… y esperamos.

-¿En qué consistieron las diferencias de roles entre ambos? ¿Cómo complementaron sus tareas?

Al ser actriz mi mirada, naturalmente, estuvo siempre más enfocada en las actuaciones; la de Nicanor más en la cámara y los encuadres. A la hora de filmar esto se dio naturalmente. Aunque por supuesto, cada tanto, opinábamos sobre el terreno del otro. Siempre tratando de sumar a la película.

-¿Cuáles son las principales diferencias con la puesta teatral?

Creo que no hay una diferencia muy grande a nivel guión, pero sí en el tono de las actuaciones en general y en la singularidad que cada actor le aportó a su personaje.

-Más que una comedia dramática, parece una comedia “alienada”. Tres de los cuatro personajes (más un quinto del que solo se conoce la voz) hablan de sí mismos en tono exasperado, no se escuchan. La única que parece tener otro nivel de conciencia es Gimena Accardi. También por eso prefiere estar sola. ¿Ese era el sentido que se buscaba darle a la película? ¿O es una interpretación?

Sí: el personaje de Pilar padece a estos tres seres que se empeñan en pasarla por delante sin escucharla. Pilar se dejó pasar por encima durante mucho tiempo, simplemente por no poder escuchar sus propios deseos o no identificarlos. La película toma el momento en que ella puede decirles “basta” a todos ellos.

-Hay noviazgos débiles, parejas que se rechazan, ex que abandonan y ex que se resisten a ser abandonadas, soledades. ¿En qué medida el texto es autorreferencial?

¿Quién no estuvo alguna vez de un lado o del otro de la balanza? Los cruces sentimentales alimentan el tono cómico y ponen en evidencia la desesperación a la que se puede llegar por evitar la soledad. Pero esta historia también nos cuenta que la soledad  puede ser una opción y una elección.

-La comedia está dedicada “a nuestras madres”. ¿Cuál es la parte de la película que más tiene que ver con “nuestras madres”?

El personaje que aparece en off interpretado por Mirta Busnelli juega un reflejo paródico del lugar que una madre puede ocupar. Creo que la mirada maternal puede ser la más amorosa pero también la más cruel. La que quiere lo mejor para nosotros pero de la manera más exigente. La que juzga y la que perdona… Las últimas palabras que deja en el contestador este personaje son “aunque te conviertas en lo peor sos mi hija, te quiero igual”. Esta contradicción es lo que a mí me interesaba mostrar, porque es lo que hace inmensas a estas madres.

-Se preestrenó en el festival de Mar del Plata: ¿qué les devolvió el público que no tenían pensado?

Fue una experiencia que no me voy a olvidar nunca. Porque fue el momento de abrir esta historia al público y corroborar su vigencia. Las risas durante las proyecciones, los comentarios y el interés evidenciaron el nivel de identificación con la película y los personajes. No es que no lo esperara, pero durante el proceso creativo uno se aísla en el set con la misma gente que es parte del proyecto. Que el público acompañe nos dio la pauta de que hay algo universal que nos identifica. Que estamos riéndonos y reflexionando sobre cuestiones que nos hermanan. Y eso está bueno. 

-¿Qué va a encontrar el espectador en “Anoche”?

La idea es que pueda reírse de estos seres identificándose con sus miserias, pero también con sus aspectos más sensibles. Llegando a preguntarse lo mismo que se pregunta la protagonista sobre sus propios deseos y poniendo en tela de juicio los valores y los objetivos esperados socialmente sobre una chica de la edad de Pilar. 

-Ustedes son muy chicos, pero en los años 70 los grupos de adolescentes jugaban “a la botellita” o a “verdad-consecuencia”. Y así se iban revelando los secretos que cada uno guardaba. ¿Hay algo de eso en esas conversaciones fragmentadas que parece resonar en esa noche de conflictos y confesiones?

¡No soy tan chica, jugué a esos juegos y me encantaban! Creo que sí, que hay algo de todo eso. Estos juegos operaban como disparadores de la verdad. Como escapes y permisos para romper las reglas, para correrse de lo “correcto” y sacarle la careta a la hipocresía. Por eso era divertido y adrenalínico jugarlos. En este caso no hay un juego que articule este procedimiento… pero “la verdad” excede a los personajes llevándolos, a través del humor, a exponerse como en aquellos juegos adolescentes. 

Norberto Chab

gpsaudio

Read Previous

«El cuento de las comadrejas», la nueva comedia de Juan Campanella, tiene tráiler y escenas de rodaje desconocidas

Read Next

Pablo Echarri protagonizará una remake de Hitchcock para la televisión española