Todo el cine y la producción audiovisual argentina en un solo sitio

DIRECCION EJECUTIVA: JULIA MONTESORO

Intensa participación del cine argentino en competencias internacionales de cuatro festivales europeos

El cine argentino tiene por estos días una activa presencia en los festivales europeos de cine. Llamativamente, como ocurre pocas veces en el año, cuatro muestras internacionales que se llevan a cabo en forma simultánea ofrecen producciones locales en competencia. Este es el resumen de la participación del cine nacional:

El sábado 3 comienza el 59 Festival Internacional de Cine Documental dei Popoli en Florencia (Italia), que se realiza hasta el próximo sábado 10.

En el Concurso Internacional de documentales compite “Chaco” de Danièle Incalcaterra y Fausta Quattrini coproducido entre Argentina, Italia y Suiza, junto con otros veinte títulos.

La tarea de ambos realizadores por recomponer aquello que los negocios sucios de un poder despótico rompieron no es nueva: su tarea de devolver algo de justicia a un pueblo cuyos derechos fueron históricamente vulnerados ya había llegado a la pantalla grande con “El impenetrable”, su film anterior presentado fuera de concurso en el Festival de Venecia. Ahora, los directores nos ofrecen esta historia con tintes de thriller, cine político y documental ecológico. Incalcaterra trata obstinadamente devolver esta tierra a los guaraníes-Ñandevas, los legítimos propietarios del bosque, y de resistir a un proyecto de deforestación para la producción industrial de soja transgénica y carne.

El Vienna Internacional Film Festival (que culminará el jueves 8 de noviembre) es el evento cinematográfico internacional más importante de Austria, así como uno de los festivales más antiguos y conocidos del mundo de habla alemana. La conclusión del festival es la entrega del Premio FIPRESCI de la Asociación Internacional de Críticos de Cine, el Premio de Cine de Viena de la Ciudad de Viena, el Erste Bank MoreVALUE Filmaward y el DER STANDARD-Viennale-Audience-Award.

Entre otras trescientas películas de distintos lugares del mundo, participan las argentinas “Familia sumergida” (María Alché), “Introduzione all’oscuro” (Gastón Solnicki), “Las hijas del fuego” (Albertina Carri), “Rojo” (Benjamín Naishtat), “Buenos Aires al Pacífico” (Mariano Donoso), “Muere, monstruo, muere” (Alejandro Fadel, coproducción con Francia y Chile), “La flor” (Mariano Llinás), “El ángel” (Luis Ortega) y “Tarde para morir joven” (Dominga Sotomayor), coproducción con Chile, Brasil, Holanda y Qatar.

En la foto, María Alché con Gastón Solnicki.

El 59º Thessaloniki International Film Festival, que se realiza hasta el domingo 11 de noviembre en Grecia, es el mayor festival de cine del sur de Europa del Este, celebrando el cine independiente. Allí se presentan, fuera de competencia, “Tarde para morir joven”; en la sección Open Horizons, “La noche de 12 años” (Alvaro Brechner, coproducción con Uruguay, España y Francia); la inédita “Sueño Florianópolis” (Ana Katz, coproducción con Brasil, Francia y España) y “Muere, monstruo, muere” y en la sección Open Horizons: another take, “Familia sumergida”.

 

Por su parte, el domingo 4 culmina el 61 International Leipzig Festival for Documentary and Animation Film, el principal festival de cine documental el Alemania y el segundo más grande del mundo, plataforma donde la industria internacional se reúne con el Programa de Industria DOK para desarrollar, promover y distribuir películas y proyectos. En la sección oficial German Short Films, compite “Oro blanco”, de Gisela Carbajal Rodríguez, coproducción con Alemania. Con una postura narrativa que combina poesía y agitación, la realizadora muestra cómo las corporaciones internacionales extraen litio de los desiertos de sal en el noroeste de Argentina, uno de los depósitos de litio más grandes del mundo. Y a la vez privan a los nativos del agua.

En el mercado DOK Industry, donde se presentaron treinta y cuatro proyectos, fue seleccionado “El juego de la pinza”, de Magdalena Cernadas y producción de Paula Zyngierman, investigación surgida a partir del hallazgo de películas filmadas por el abuelo militar de la realizadora, que la condujo a descubrir secretos dentro de su grupo familiar relacionados con el golpe de Estado de 1966.

Read Previous

Hasta el martes 6, el Festival Asterisco presenta estrenos y novedades

Read Next

Nicolás Valentini, director de «Pañuelos para la historia»: «Las Madres argentinas y kurdas tienen mucho en común»