spot_img
spot_img
spot_img

Todo el cine y la producción audiovisual argentina en un solo sitio

DIRECCION EJECUTIVA: JULIA MONTESORO

Fallecimiento del director Carlos Borcosque hijo (1943-2023)

El lunes 22 se conoció la noticia de la muerte del director Carlos Borcosque, a los 80 años. Había nacido en Buenos Aires el 13 de abril de 1943. Su trayectoria en cine se inició como actor, dirigido por su padre, en Volver a la vida (1951) y Mientras haya un circo (1958). Luego fue ayudante de dirección, guionista, argumentista, productor y director.

Su última película fue el policial Dulces noches de Buenos Aires (2014), con Emilio Disi, Nicolás Pauls y Gonzalo Urtizberea, que abordaba tópicos característicos de parte de su obra como la prostitución, la trata de personas y el mundo del hampa. La película tuvo una exhibición acotada.

Se había iniciado como realizador con La gran felicidad (1966), codirigida con Carlos Borsani, que no tuvo estreno comercial. Más tarde siguió su proyecto más ambicioso: Santos Vega (1971), protagonizada por José Larralde como el mítico gaucho creado por Rafael Obligado. El proyecto no tuvo el resultado esperado. El mismo Larralde, dos décadas más tarde, recordó: Rafael Obligado, al escribir Santos Vega, quiso extraer la síntesis de los payadores, reflejar en él la esencia de su conducta y forma de vida. Pero la película fue un plomazo. Yo me fui a la mitad porque me aburrí y además no la entendía porque una cosa es lo que filmamos y otra lo que después hacen los técnicos en la moviola. La película que armaron yo no la entendí».

A comienzos de la dictadura de Videla rodó una comedia dramática, El soltero (1977), protagonizada por Claudio García Satur, que tuvo inconvenientes con la censura, ya que giraba en torno a las relaciones extramatrimoniales.

Dos años más tarde, recreó una de las obras esenciales de la filmografía de su padre 40 años antes: …Y mañana serán hombres (1979), con Antonio Grimau, Miguel Angel Solá, Hugo Arana y Graciela Alfano. Un año después rodó Crucero de placer (1980). Ya en democracia, en el naciente destape argentino, ahondó en el submundo del crimen y el erotismo, con Los gatos (prostitución de alto nivel) (1985) y Las esclavas (1987). En 1988 intentó incursionar en el rubro musical con un título que nunca pasó de un rodaje trunco: Argentina es tango. Ese proyecto no concretado marcó un alejamiento de la industria, a la que retornó recién en 2014, con la que sería su última película.

Era hijo del director chileno homónimo, quien había sido periodista, aviador y pionero del cine mudo. Formado en el cine de Hollywood, a partir de 1939 rodó una treintena de películas en las dos décadas siguientes y fue uno de los fundadores de DAC en 1958.

Related Articles

GPS Audiovisual Radio

NOVEDADES