Alejandro Fadel ganó el Blood Window en Sitges y «Clímax» obtuvo el premio a la mejor película

La película de terror francesa Clímax, del argentino Gaspar Noé, obtuvo el premio principal del 51 Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya que se celebra en Sitges (Barcelona), que concluyó el sábado 13. Otro argentino, el mendocino Alejandro Fadel, logró el premio Blood Window por su producción Muere, monstruo, muere.

Fadel, quien presentó su película en la sección Un certain regard del último Festival de Cannes, había sido premiado en Sitges en 2012, dentro de la Semana de la Crítica, por su ópera prima Los salvajes.

Muere, monstruo, muere, narra una historia que transcurre en un remoto pueblo de Los Andes, en el que una mujer aparece muerta, decapitada, y un equipo de la policía rural inicia unas investigaciones que no verán el final, puesto que van apareciendo otros cuerpos en medio de la montaña con las cabezas cercenadas.

“El horror en este film es solo la parte visible de una violencia naturalizada, camuflada en una rutina de represión y miedo. A fin de cuentas, este debería ser, sobre todo, un relato sobre el encierro y sobre la lejana, casi absurda, idea de libertad”, explicó el realizador.

Lazzaro Felice, de Alice Rohrwacher, obtuvo los premios del jurado, de la crítica y del jurado joven. Panos Cosmatos logró el galardón al mejor director por Mandy, Hasan Ma’jun al mejor actor por Pig, y Andrea Riseborought a la mejor actriz por Nancy. El premio del público fue para Upgrade, de Leigh Whannell y el mejor guión para Au poste!, de Quentin Dupieux.

 

gpsaudio

Read Previous

Festival Cine con Vecinos: anuncian la competencia y el preestreno de «Hojas verdes de otoño»

Read Next

El INCAA dio a conocer el primer informe del Observatorio Audiovisual