“La lluvia es también no verte”

El 30 de diciembre de 2004 a la madrugada, desde distintos puntos de la ciudad pudo escucharse un rugido de ambulancias cuyas sirenas alertaban sobre lo que luego se conoció como la tragedia de La lluvia es también no verteCromañón. Aquella noche, la banda Callejeros se encontraba dando un recital en el boliche República de Cromañón, ubicado en el barrio de Once.

“La lluvia es también no verte”, el documental dirigido por Mayra Bottero -estrenado el jueves 23 de julio, en el Centro Cultural Konex y Artecinema-, parte de los testimonios de algunos sobrevivientes y varios familiares de las víctimas de aquella noche fatídica. Del relato se concluye que la tragedia que se llevó la vida de 194 personas y ocasionó más de 700 heridos, no terminó aquel 30 de diciembre, sino que se prolongó en la cadena de corrupción e impunidad que salió a la luz, a partir de la lucha de sobrevivientes y familiares de las víctimas en la búsqueda de justicia.

El documental está muy bien construido, pues sobre los hechos existen varios puntos de vista que a lo largo de la película se van La lluvia es también no verte 4planteando, al igual que las diferentes posiciones respecto de la búsqueda de justicia. Sin embargo, si hay algo en lo que los familiares y los sobrevivientes hacen hincapié es en mantenerse unidos, no solo por la causa de Cromañón, sino por otras tragedias posteriores -como la de la Estación de Once, ocurrida en 2012-, que acabaron con la vida de muchos inocentes. Y el film logra transmitir ese sentimiento en común: la búsqueda de la justicia es una razón poderosa para continuar en medio de tanto dolor. (Por Lucía Chab)

Julia Montesoro

Read Previous

Directores festejan su día con preestrenos

Read Next

«El clan» competirá en Venecia

Most Popular